Palo Monte Mayombe: El Origen (I)

Nfumu-Nganga Ralph Alpizar en el pueblo de LembaLa liturgia la religión del Palo Monte Mayombe es  a día de hoy el resultado de una mezcla étnica y cultural de diversa procedencia, aunque aún conserva los rasgos característicos que le dieron origen y que le fueron aportados por los esclavos procedentes del África bantú, específicamente bakongo, llevados a Cuba entre los siglos XVI y XIX. Aclarando antes de continuar un punto que me parece de suma importancia, y es que aunque llegaron esclavos Bakongo a Cuba desde el siglo XVI, la religión como tal no cuajo en la isla hasta muy avanzado el siglo XVIII y sobre todo durante el siglo XIX y XX, es un error afirmar que como religión el Palo Monte Mayombe existe en Cuba con anterioridad a estas fechas, porque si bien es cierto que existía como culto muy local y luego como creencia regional dentro de cabildos congós, no es menos cierto, que fue durante estos siglos donde tomo cuerpo como religión y definió su liturgia, por causas que explicare más adelante.

Conocer esos orígenes Bakongo con sus matices y particularidades es muy importante para un estudio riguroso de esta religión. Si bien no pongo en duda porque además la comparto, la tesis sobre la monogénisis del Palo Monte Mayombe que establece un único origen de estrato Bakongo, hay que admitir que al paso del tiempo y alejada de sus primeros practicantes esta religión incorporo otras formas de culto de distinta procedencia a la Bakongo.

Nfumu-Nganga Ralph Alpizar con un Tata NgangaNumerosas adeptos desconocen total o parcialmente la diversidad étnica que dio origen a esta religión antillana. El conocimiento que dé está se tiene es más bien generalista y vago. Si bien es cierto que responden resolutivamente a la procedencia Conga de esta religión e incluso hablan sin dudar de su conexión con el extinto “Reino del Congo”, si uno se adentra a profundizar más en el tema, realmente se sorprende de lo limitada y escuetas de las respuestas y de la poca o nula información que poseen sobre la diferencia entre un Vili, un Yombe o un Nsundi, no pudiendo diferenciar entre las aportaciones que en esta religión derivan de esos grupos étnicos e incluso desconocen totalmente la historia de su surgimiento en Cuba como religión popular masiva y sus diferentes matices litúrgicos.