Mayombe de Vueltabajo

En la época colonial como en la actualidad se considera al nganga nkisi, sacerdote dedicado al culto minkisi entre los bakongo,  como hechicero o brujo, términos que se emplean por muchas personas con connotaciones racistas y peyorativas con el que tratan de esconder  que, por encima de todo, el nganga nkisi no es hechicero, brujo o un curandero charlatán, sino un sabio, un médico-sacerdote guardián de tradiciones ancestrales, cuyo objetivo es servir espiritualmente a su comunidad, protegerla y curar las enfermedades física-espirituales.